NextiraOne
Avisa a un amigo Print RSS

Protección de personas y activos

En un hospital o clínica puede haber muchos tipos de personas diferentes en un momento dado: pacientes, profesionales de la salud, técnicos, administradores, personal auxiliar y visitantes La institución tiene el deber de hacerse cargo de todos ellos; deben tener la suficiente libertad para ir donde deben realizar su trabajo sin temor a agresiones o intimidaciones. En el mundo actual, su seguridad no puede darse por descontada.

En un hospital o clínica puede haber muchos tipos de personas diferentes en un momento dado: pacientes, profesionales de la salud, técnicos, administradores, personal auxiliar y visitantes La institución tiene el deber de hacerse cargo de todos ellos; deben tener la suficiente libertad para ir donde deben realizar su trabajo sin temor a agresiones o intimidaciones. En el mundo actual, su seguridad no puede darse por descontada.

De igual forma, todas las organizaciones de salud contienen millones de euros en activos y propiedades personales. Aquí también la institución tiene el deber de proteger tanto sus propiedades como los de otras personas.

Finalmente, la mayoría de los hospitales deben cuidar de los pacientes vulnerables. Todos ellos (incluidos los bebés y los niños, y las personas con enfermedades mentales que pueden presentar cierto peligro) requieren atención especial. En particular, se debe evitar que dejen la seguridad de las salas o de sus habitaciones.

Sabemos que no existe la seguridad total. Sin embargo, NextiraOne ofrece una amplia variedad de soluciones tecnológicas que pueden disuadir que se cometan agresiones contra el personal, pacientes y visitantes, ofrecen protección contra el robo y evitan que los pacientes vulnerables abandonen las áreas de seguridad.

Nuestras soluciones de protección de personas y activos

  1. Se pueden situar estratégicamente “botones de emergencia” en los puntos de acceso públicos de los alrededores de las instalaciones, donde existen más probabilidades de que ocurran las agresiones (por ejemplo, en las zonas de urgencias y emergencias, farmacias, edificios remotos, zonas intermedias o corredores de poco tráfico). Estos botones están conectados directamente a la red e informan de forma instantánea al personal de seguridad y a los colegas que se encuentran cerca de la ubicación del incidente.
  2. Los terminales integrados en las camas de los pacientes, que normalmente ofrecen servicios de comunicación y ocio, se pueden configurar para que proporcionen también sistemas de alarma.
  3. Se puede dotar al personal de alto riesgo de dispositivos portátiles de alarma que al presionar un botón informen de inmediato al personal de seguridad y a los colegas, a través de SMS o mensajes automatizados de voz, de la necesidad de asistencia urgente. Ese mensaje incluirá la ubicación del incidente.
  4. Se puede poner a los pacientes vulnerables brazaletes de mano o tobillo que activen las alarmas si dejan las áreas de seguridad.
  5. Se pueden usar cámaras de supervisión de vídeo para proteger a las personas y las propiedades.
  6. Se puede tener acceso a todos los eventos y los registros de vigilancia de vídeo pueden almacenarse en servidores seguros.

El valor que NextiraOne añade a las soluciones de protección de personas y activos

NextiraOne ha trabajado con miles de clínicas y hospitales en toda Europa. En consecuencia, hemos desarrollado una genuina apreciación de los problemas y retos que afrontan los administradores y especialistas médicos para lograr un entorno seguro. Y tenemos la capacidad de adaptar soluciones que solventen las necesidades específicas de hospitales y clínicas.

Nuestra especialidad

  • La asesoría experta con relación a las implicaciones financieras de una solución propuesta (por ejemplo, el cálculo del retorno de la inversión) y modelos alternativos de gestión de riesgos y propiedad, incluidos los servicios gestionados y externalizados.
  • El diseño de soluciones de vanguardia.
  • La identificación de las tecnologías más apropiadas, basándonos en nuestro análisis de las necesidades del hospital.
  • La personalización, implementación e integración de las tecnologías seleccionadas.
  • El suministro de un modelo personalizado de servicio y soporte técnico que garantice la continuidad del rendimiento óptimo, la disponibilidad y la seguridad de la solución a lo largo de su vida útil.