NextiraOne
Avisa a un amigo Print RSS

Garantizar la seguridad de los sistemas de información

De forma invariable, gran parte de la información que guarda un organismo público es altamente confidencial. Esto se aplica a los datos personales de los ciudadanos y empleados, y al material que puede ser utilizado comercialmente. Por lo tanto, la protección de los datos de accesos no autorizados es una prioridad esencial para los sistemas de información del sector público en general.

Debido a que los organismos públicos suelen almacenar grandes volúmenes de información confidencial y a que sus sistemas pueden habilitar teleservicios y teleprocesos de administración electrónica, la seguridad se convierte en una necesidad vital.

Las amenazas pueden tomar principalmente dos formas. Primero, se deben establecer medidas de protección contra los ataques malintencionados en el propio sistema realizados por virus o hackers. Es importante reconocer que estos ataques pueden ser ejecutados desde dentro de la organización por un miembro del personal descontento. Y segundo, se debe impedir el acceso no autorizado a cualquier tipo de datos confidenciales.

Las soluciones de NextiraOne se basan en los cinco elementos de seguridad esenciales:

  • Control de acceso: protección contra los accesos no autorizados,
  • Autenticación: comprobación de identidad,
  • Confidencialidad: protección contra el acceso no autorizado a la información,
  • Integridad: impedir que terceros alteren los mensajes salientes,
  • Disponibilidad: garantizar la disponibilidad de la red de la organización.

Para NextiraOne, la seguridad no es sólo cuestión de proteger los sistemas ICT; incluye también la protección del personal cuando realiza su trabajo. Empleados de ciertos sectores que trabajan ante el público pueden ser objetos de agresiones o intimidaciones. Se les debe proteger siguiendo estas medidas:

  1. Se deben colocar estratégicamente “botones de emergencia” en los puntos de acceso alrededor de las instalaciones, donde suelen ocurrir la mayoría de las agresiones. Estos botones están conectados directamente a la red e informan de forma instantánea al personal de seguridad y a los colegas que se encuentran cerca de la ubicación del incidente.
  2. Se puede dotar al personal de alto riesgo de dispositivos portátiles de alarma que al presionar un botón informen de inmediato al personal de seguridad y a los colegas, a través de SMS o mensajes automatizados de voz, de la necesidad de asistencia urgente. Ese mensaje incluirá la ubicación del incidente.
  3. Se pueden utilizar cámaras de videovigilancia para proteger a las personas y propiedades en todas las instalaciones del organismo público.
  4. Se puede tener acceso a todos los eventos y los registros de vigilancia de vídeo pueden almacenarse en servidores seguros.