NextiraOne
Avisa a un amigo Print RSS

Simplificar el desarrollo de nuevos servicios

Una tecnología en particular hace posible y asequible la provisión de nuevos servicios a los ciudadanos. El protocolo de Internet (IP) es la tecnología que pone Internet en los sistemas de información de un organismo público, y puesto que utiliza estándares abiertos, permite que sean asequibles servicios que antes se consideraban demasiado caros. De esta forma, la implementación de una infraestructura IP segura es, casi siempre, el primer paso que debe dar una organización que busca simplificar los servicios administrativos y reforzar las relaciones con las personas a las que sirve.

Una red IP segura pone las bases sobre las cuales un organismo público puede construir fácilmente una amplia gama de soluciones de comunicación y herramientas de productividad altamente eficaces y asequibles. Esto puede generar retornos de inversión atractivos y la inversión puede autofinanciarse con rapidez mediante ahorros de costes y eficiencias. Permitirá dar mejores servicios a los ciudadanos de forma más económica y a lo largo de muchos años.

Más accesible = más capacidad de respuesta = provisión más ágil de servicios
El uso de una sola red IP presenta diversas ventajas en el mantenimiento ICT y genera ahorros sustanciales en la interconexión de ubicaciones por llamadas telefónicas, intercambio de datos y transmisiones de vídeo, bien a través de videoconferencia o supervisión por vídeo:

  • El uso compartido del ancho de banda en una red de varias ubicaciones puede generar ahorros de hasta un 30 por ciento en costes de telefonía y contratos de líneas.
  • Las infraestructuras IP permiten que los ciudadanos tengan acceso a información poco accesible de forma rápida y económica, sin tener que ir hasta las oficinas de la organización. Por ejemplo, un prestatario de servicios puede ser guiado de forma remota a través de los documentos por un agente del centro de atención ciudadana del organismo público. Esto se puede conseguir mediante una sola red utilizando la co-navegación.
  • La mensajería unificada reúne los mensajes enviados a través de cualquier medio de comunicación en una sola herramienta. Esto hace posible que el personal de una organización use una sola fuente segura para tener acceso a todo tipo de mensajes (llamadas telefónicas, correo electrónico o fax) desde cualquier lugar. De este modo, consiguen una capacidad de respuesta mucho mayor ante los ciudadanos, los representantes electos y sus colegas.

Más optimizado = más eficiente = más eficaz
La burocracia y el papeleo en el sector público suele reflejar la necesidad de una mayor eficacia administrativa. Sin embargo, esto no significa que la burocracia no se pueda optimizar. Una red IP permite que los datos se muevan tan libremente como las comunicaciones y esto abre oportunidades para la reducción del tiempo que lleva completar los trámites (y automatizar el seguimiento posterior) sin poner en riesgo el requisito de transparencia.

El proceso de migración
IP simplifica el desarrollo de estas nuevas aplicaciones y servicios, que deben personalizarse para que solventen las necesidades específicas de un organismo público. NextiraOne gestiona la migración hacia una infraestructura IP a través de un método bien definido y por fases, adaptado a las necesidades de cada organización.

Estas fases incluyen una evaluación exhaustiva de los sistemas preexistentes, estudios de viabilidad, análisis de la arquitectura de red y la actualización de aquellos elementos de la red que podrían crear “cuellos de botella”. También se incluye la implantación de una estructura piloto, a fin de comprobar que lo planificado se corresponde con las necesidades, y la identificación de los problemas críticos antes de que el sistema se implemente.

El intercambio de información a través de una red IP requiere que se implementen en la red sistemas compartidos que sean capaces de gestionar, identificar y establecer prioridades en los diferentes flujos de datos. Además, estos intercambios deben ser compatibles con las aplicaciones y el equipamiento existente. NextiraOne participa activamente en cada etapa de implementación de una red IP, garantizando la interoperatividad de los sistemas y aplicaciones actuales, y la compatibilidad con los datos preexistentes. Este último requisito se resuelve mediante la adopción de XML, el lenguaje que NextiraOne usa para la personalización y el desarrollo de las aplicaciones de sus clientes.